Gripe en los niños

La gripe en los niños es tan frecuente como en los adultos, en especial en los niños menores a los 2 años, por lo que pocas veces salimos de la consulta del pediatra con un diagnóstico de “gripe”, esto se debe a que en los niños suele pasar desapercibido dentro de los diferentes contextos de cuadros de mocos, malestares, fiebres o tos, que usualmente suelen presentarse a esa edad.

Debemos de tomar en cuenta que no todos los resfriados son gripes, ni todas las gripes son resfriados, ambos son virus diferentes pero que comparten similitudes en sus síntomas. Es por eso que aquí en Pediatranazaretmacias.es te lo contamos:

Síntomas:

Entre más pequeños los niños, más generales son sus síntomas, desde fiebres sin un foco aparente, hasta cuadros de malestar, tos, diarreas, vómitos y fiebres altas en niños de dos años. A medida que van creciendo y son mayores les es más fácil expresar su malestar e indicar que les duele o les aqueja.

Entre los síntomas que aquejan a los niños cuando tienen gripe se encuentran:

  • Mialgias (dolor muscular)
  • Cefalea (dolor de cabeza)
  • Congestión nasal
  • Dolor de garganta
  • Mocos
  • Fiebres altas
  • Estornudos 
  • Tos
  • Escalofríos
  • Bajo nivel de energía o decaimiento.

El virus de la gripe muta cada año, por eso es importante inmunizar a los niños y a nosotros para no ser susceptibles a contraer la enfermedad cada invierno.

Tratamientos:

La forma más sencilla y efectiva de tratar la gripe en la mayoría de los casos es en nuestra propia casa, con abundantes líquidos, descanso y tratando que el niño esté lo más cómodo posible.

Y aunque los niños sanos también lo pasan mal cuando contraen la gripe existen los denominados grupos de riesgo, con son los menores de cinco años o los que tienen asma, que es más probable que sufran problemas si contraen la gripe. Si así lo considera, el médico puede recetar medicamentos antivirales para aliviar los síntomas de la gripe.

Signos de Alerta con la gripe:

Ante la duda de no saber si se trata de la gripe o de un resfriado común, lo mejor es llamar al médico del pequeño. Una enfermedad que puede empezar pareciendo un catarro puede terminar derivando en una gripe. Existen enfermedades, como la amigdalitis, neumonía o estreptocócica, que también son parecidas a la gripe. Muchas veces los médicos se sirven de pruebas para saber con seguridad si el niño padece gripe o por contra sólo tiene un catarro.

Es muy importante que el niño reciba cuidados médicos de inmediato si:

  • Aparece fiebre alta y constante durante más de 3 – 5 días. 
  • Ante un dolor de cabeza intenso.
  • Está muy decaído, adormilado y con poca energía

Le salen manchitas en la piel. La gripe, a diferencia de otras muchas enfermedades víricas de los niños, no produce lesiones en la piel.

Cuando la tos empeora pasados unos días.

Si percibimos una respiración agitada, más rápida de lo normal o aparece dificultad respiratoria o pitos.Prevención y precauciones con la gripe:

La prevención es la mejor medicina. Asegúrese de que todos los miembros de su familia se pongan  la vacuna antigripal cada año. La OMS cada año decide las nuevas cepas a incluir en la vacuna anual y se inicia la campaña en el mes de octubre.

Enseñar a los niños unos buenos hábitos de lavarse las manos desde que son pequeños es la mejor manera de prevenir el contagio de gripe. Cubrir su boca al toser y estornudar también ayuda a no contagiar a otros niños y adultos.

Cuando un niño tiene asma o sufre de alguna otra enfermedad y aparecen síntomas de gripe conviene llame a su médico lo más rápido posible. Es posible que el médico de su hijo deba recetar medicamentos antivirales, que solo funcionan cuando se empiezan a tomar antes de que pasen más de 48 horas desde que empezaron los síntomas de la gripe.

Importante recordar…

Los familiares que conviven con los pacientes que se vacune, deben vacunarse también para protegerlos. Por ejemplo, cuando un niño tiene asma, conviene también que se vacunen sus hermanos y papás. 

No olvidar que si se tiene un trabajo en el que estás en contacto con mucha gente también es importante vacunarse, por ejemplo: personal sanitario, maestros, policías, bomberos, trabajadores de instituciones cerradas…

Esto es importante para evitar ser focos de infección y una fácil fuente de transmisión.

Leave A Comment