¿Qué dar de comer a tu hijo cuando está enfermo?

Qué dar de comer a tu hijo cuando está enfermo

Una de las mayores calamidades que como padres podemos vivir es que nuestro hijo esté enfermo. Esta es una condición que los debilita a tal punto que no quieren comer absolutamente nada. Inmediatamente nos genera una alerta, estrés y desespero porque no sabemos qué hacer.

Ante esto hemos preparado una buena guía de opciones para conocer y saber qué hacer ante estas dramáticas situaciones. Un niño enfermo es cosa seria porque podría pasar de una situación leve a una severa.

Consejos para saber que dar de comer a tu hijo cuando enferma

Cuando tu hijo enferma lo que menos quiere hacer es probar la comida. En ese momento lo único que quiere es aliviarse pero lo que no sabe es que si no se alimenta podría desencadenar otros problemas.

Ante esto debemos crear una buena dieta completamente saludable para que se mejore. A continuación una lista ideal de alimentos saludables cuya densidad calórica es mayor, combinada con otros ingredientes:

  • Una variada presentación de huevos como tortillas, cocido con crema de verduras, combinado con pasta, entre otros
  • Las cremas de verduras muy bien preparas con un poco de queso y aceite de oliva. Puedes colocar pescado y el más recomendado es el salmón.
  • El arroz o la pasta viene bien acompañados de proteínas como carne o pescado azul. Estas por lo general tienen más calorías y grasas saludables. El Arroz también se puede servir con lentejas u otro tipo de legumbres.
  • La carne triturada es una presentación que le facilita al niño la digestión. Evitemos a toda costa utilizar productos procesados industrializados. Una buena recomendación son las albóndigas de carne con huevo cocido.
  • Si tu hijo le apetece comer pan puedes untarle un poco de humus o aguacate encima. También agregarlo trozos de fruta o crema de cacahuate completamente natural. Evitemos comida con azúcar.
  • En el caso del consumo de hortalizas recomendamos mucho consumir boniato, patata en aceite o puré
  • Para que gane energía su cuerpo puede necesitar algunos frutos secos y semillas. Pero jamás lo haga en piezas enteras, lo mejor es molido o muy bien triturados. Cuando logres esta consistencia podemos añadirlos a cremas, pastas o yogur
  • Si tolera el yogur podemos servirle uno natural y sin edulcorantes. Podemos añadir frutos secos molidos como comentamos anteriormente.
  • En caso de querer queso podemos darle alguno tierno o semicurado. Procuremos que sea muy bajo en sal

Estas son las mejores recomendaciones que debemos seguir para saber que darle de comer al niño cuando está enfermo. Además, se componen de excelentes opciones de alimentos que lo favorecen cuando su enfermedad es recurrente.

¿Qué debemos evitar hacer cuando tu hijo está enfermo?

Cuando sabemos que nuestro hijo está enfermo, es normal que pierda el apetito. Sin embargo, hay algunas acciones que debemos evitar hacer ante estas situaciones. Conozcamos muy bien cuáles son estos posibles escenarios que hay que evitar como sea:

  • Cuando está en ese estado la comida poco saludable no es recomendable. Hablamos de golosinas, natillas o cualquier producto con azúcar
  • Procurar no convertir a nuestro hijo en un comensal selectivo, lo que podría desencadenar un hábito terrible a la hora de comer
  • No contemos con los suplementos vitamínicos o nutricionales libres
  • Por último, obligarlo a comer es la peor elección y acción que podamos cometer con ellos. Sería revertir un proceso de sanación natural o progresivo a uno desacelerado

En estos casos lo importante es que el niño logre comer cantidades soportadas y moderadas de alimentos saludables. En estos casos lo fundamental es contar con una dieta variada efectiva, sobre una gran cantidad de comida no soportada.

¿Cómo y cuándo saber que nuestro hijo quiere comer?

En estos casos saber cómo y cuándo darle comida a nuestro hijo va a depender mucho de la comunicación que tengamos con él. El horario de comer puede variar en ellos en función a su estado de ánimo y lo severo de la enfermedad.

Sin embargo, si se trata de diarrea, vómitos, dolor de cabeza, es importante saber, de su propia boca que quiere y como lo quiere. En la mayoría de los casos se recomienda una comida triturada que pueda comer fácilmente.

Junto a ella, quizás una buen hidratación debido a la pérdida de nutrientes, vitaminas y minerales que cada caso. Si se trata de un bebé que está en periodo de lactancia, seguramente pedirá más pecho. Esto es perfecto porque no hay ningún tipo de complicaciones.

En el estado más crítico de le enfermedad, seguramente no querrá saber nada de comida. Ante esto darle un antitérmico sería ideal. Al transcurrir unas horas seguramente tendrá hambre.

Otro caso a tener en cuenta es la recurrencia de la enfermedad, algo que en niños es muy común presenciar. En ellos el resultado puede impactar directamente en un peso estándar. Como padres hay que buscar alimentos y mecanismos para que las afectaciones no sean tan severas.

Leave A Comment